Descubre los secretos de un café americano perfecto


El café americano obtuvo este nombre en Italia durante la Segunda Guerra Mundial.


El café americano obtuvo este nombre en Italia durante la Segunda Guerra Mundial. Durante su estancia en aquel país y al no estar acostumbradas al tradicional expreso italiano, oscuro e intenso, las tropas estadounidenses solicitaban se aligerara su café.

En el continente americano la tradición del café era más cercana a la preparación del té y su consumo se popularizó como una infusión suave y ligera. Esta se obtenía haciendo pasar agua por un lienzo poroso que servía como filtro para granos de café medianamente molidos.

Para complacer a las tropas, las cafeterías comenzaron a servir una porción de expresso en tazas de tamaño completo y llenaban el resto con agua caliente. Se corrió la voz rápidamente sobre esta bebida y se la denominó "americano".

No convencidos de este modo de consumir el café, los italianos mantuvieron la referencia a esta adaptación de su amado expresso como "agua sucia".

¿Por qué nos gusta el café americano?

El café americano, tan popular en Estados Unidos como en nuestro país, tiene un sabor suave y ligero. Esta preparación no demerita las propiedades y cualidades de un buen café. Por el contrario, puede ayudar a acentuar algunos de sus sabores, especialmente las notas frutales.

El americano, debe prepararse con café molido medio en polvo, de origen único, utilizando la máquina adecuada.

El café arábigo es preferible porque tiene sabores más intensos. Es importante que el café no sea molido demasiado fino, para evitar, en primer lugar, un sabor débil y acuoso. En segundo lugar, para que no tenga un gusto amargo y desagradable.

La proporción es de aproximadamente 6-8 gramos de café por 100 mililitros de agua. La temperatura debe estar entre los 93 y 95 grados centígrados.

Preparación del café americano:

  1. Llena la jarra con agua caliente;
  2. Pon el agua en la cafetera y colócala en el cono de papel absorbente;
  3. Humedece ligeramente el filtro: esta operación asegurará que el polvo no se concentre solo en el medio del cono.
  4. Coloca el café en el cono, nivelando ligeramente el café en polvo, y enciende la máquina.

El café producido se mantiene dentro de la jarra y no debe recalentarse. De esta forma, no pierde su sabor característico.

CAFFENIO-gato

Café de grano molido

La mayoría de la gente compra el café molido. Es el más fácil de usar y es la forma que más se encuentra en el supermercado. Está listo para preparar y no requerirá tiempo adicional o equipo de tu parte. Esto resume todos los aspectos positivos del café molido: Facilidad y conveniencia.

La gente también se inclina hacia el café molido porque no sabrían qué hacer con el café en grano. Sin embargo, existen algunas dificultades para el café molido. El más importante es la frescura.

Una vez que se haya tostado y molido, el café se volverá rancio rápidamente. Todo el sabor está en los aceites del grano, los cuales se evaporan una vez que estén molidos. Incluso las latas de café envasado al vacío serán mucho menos frescas que el café recién molido.

CAFFENIO-gato

Café en grano

Si nunca has tomado café recién molido, es posible que ni siquiera te des cuenta de que hay una diferencia. Pero si compras granos enteros y luego lo mueles antes de preparar café, el sabor será más fuerte y notable.

El segundo punto a considerar es la finura del molido. Dependiendo de la marca de café molido, no podrás seleccionar qué tan fino o grueso sea. Los diferentes métodos de preparación funcionan mejor con diferentes tipos de aspereza, entonces, ¿por qué limitarse a una sola opción?

Si lo mueles tú mismo, puedes preparar un lote de café de molida gruesa para tu prensa francesa. O bien una molienda más fino para una máquina de café espresso. Incluso el molinillo de café en grano más simple te dará el control de tus granos.

Café en cápsulas

El café en cápsula puede facilitarte la vida. Es un producto diseñado por una porción de café molido. Esta viene en una bolsita de filtro, parecida al del té comercial o en cápsulas de plástico de Polipropileno.

Está concebido para que a través de una máquina especial extraiga la cantidad necesaria para llenar una taza regular. Este café concentrado de espuma sutil cada vez gana más adeptos en el mercado.

CAFFENIO-gato

Su origen se traslada a principios del siglo XX en Italia. En un intento del señor Luigi Bezzera en ahorrar tiempo para la preparación de su café. Ideó unas cápsulas de café que fueron las que dieron origen a las que se conocen actualmente.

Conclusión

Entre los granos enteros y el molido, lo que hay que considerar es la frescura, el control y la conveniencia. Los granos enteros te darán una taza más fresca y puedes decidir su propio nivel de tosquedad. Pero el café molido está listo para hacer.

Lo cierto del caso es que, así sea en una máquina especializada o en una cafetera convencional. Si estás buscando mejorar tu café sin mucha azúcar o leche, un café americano es una excelente opción para ti.

Puedes pedirlo en una cafetería o prepararlo en casa. Si eliges la primera opción en CAFFENIO tenemos el perfecto para ti. Puedes probar nuestro café americano regular, el intenso, el descafeinado, regular con limón, intenso con limón. También tenemos el americano espresso, el café de olla o el café de olla frío.

Artículos Relacionados:


.